En los últimos meses, Canción de cuna de Auschwitz ha sido traducido a más de seis idiomas. Desde marzo el libro está siendo todo un éxito en países como Polonia, Holanda, República Checa, Eslovaquia e Italia.